ACTUACIONES FINANCIADAS CON FONDOS FEDER
El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria participa en dos programas europeos financiados con fondos FEDER, el primero de ellos se denomina AQUAMAC y pertenece a la Iniciativa Comunitaria INTERREG III B donde somos socios junto con otras instituciones de Canarias, Madeira y Azores. El otro proyecto en el que participamos es el Programa Operativo de Canarias, y en el realizamos 3 subproyectos.


Programa Operativo Integrado de Canarias:

  •Control permanente y monitorización de los sistemas de abastecimiento de Gran Canaria.
  •Definición y protección hidrológica del dominio póblico hidróulico de Gran Canaria
  •Suministro e instalación de equipamiento para el control y calidad de las aguas de Gran Canaria
AQUAMAC II
Después de dos años de desarrollo de la 1ª fase del proyecto AQUAMAC, cofinanciado por la Iniciativa Comunitaria INTERREG III B dentro del Espacio Açores-Madeira-Canarias , con unos óptimos resultados en cuanto a los logros obtenidos, las sinergias y el intercambio de experiencias, se ha conformado un partenariado ampliado, estable y maduro con el objeto de consolidar las líneas de cooperación en el desarrollo de las técnicas y métodos para la gestión sostenible del agua en la Macaronesia.
El ámbito geográfico de intervención del proyecto está formado por los archipiélagos de Açores, Canarias y Madeira.

La experiencia obtenida en estos dos años de colaboración entre 3 regiones hasta ahora desconectadas en cuanto a lo que a la gestión de recursos hídricos se refiere y con unas problemáticas “aparentemente” muy dispares, ha llevado a la conclusión de que realmente existen muchas más oportunidades de intercambio y de cooperación que las previstas y que éstas pueden ser muy provechosas. Desde el planteamiento de problemáticas y soluciones locales se ha llegado a una apertura y curiosidad importantes por el intercambio de experiencias y la incorporación de medidas innovadoras y trabajo conjunto apoyándose siempre en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Este acervo que ahora empieza a cuajar de forma definitiva es el que quiere servir de motor para lograr una cooperación aún más estrecha y concreta en temas de interés general para gestión sostenible e investigación de los recursos hídricos en toda el área biogeográfica de la Macaronesia europea.
Las líneas de trabajo, necesidades y oportunidades de cooperación prioritarias se han concretado en la profundización en el conocimiento de los recursos hídricos, las especificidades propias de la Macaronesia y definición de métodos para el cumplimiento de la Directiva Marco 2000/60/CE de Aguas; en la optimización de la gestión de aguas para riego, incluyendo la reutilización de aguas depuradas; en el fomento de la innovación y la incorporación de las TIC para la gestión, divulgación e investigación de los recursos hídricos; y en el refuerzo e innovación en las herramientas utilizadas para la divulgación de la prácticas sostenibles acercando la ciudadanía a la gestión del agua.

En Canarias los ámbitos de estudio y de aplicación se concretan en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. En el caso de la Región Autónoma de Madeira, en las islas de Madeira y Porto Santo. En la Región Autónoma de Açores, el trabajo se desarrolla principalmente en las islas de Flores, Faial, Corvo y Santa María.

Acceder a la página del proyecto
Programa Operativo de Canarias (2000-2006)
Este Programa, cuyo ámbito de actuación es el archipiélago canario, plantea cinco objetivos finales, de acuerdo a las prioridades estratégicas definidas en el Plan de Desarrollo Regional (PDR) y el Marco de Apoyo Comunitario.
  • Mejorar la accesibilidad de Canarias respecto al exterior y la integración erritorial del Archipiélago.
  • Mejorar la competitividad del tejido productivo de la región.
  • Promover la generación de empleo y la cualificación de los recursos humanos.
  • Garantizar la disponibilidad de recursos naturales básicos para el desarrollo económico y promover un uso sostenible del territorio y del medio ambiente.
  • Mejorar la cobertura y la calidad de los Servicios Públicos vinculados a las personas.
Para alcanzar estos objetivos se han programado un conjunto de actuaciones plurianuales agrupadas en torno a once ejes de desarrollo y a unas medidas de asistencia técnica.

  • Eje 1. Mejora de la competitividad y desarrollo del tejido productivo.
  • Eje 2. Sociedad del conocimiento (Innovación, I+D, Sociedad de la Información)
  • Eje 3. Medio Ambiente, entorno natural y recursos hídricos
  • Eje 4A. Infraestructura y refuerzo de la educación técnico - profesional
  • Eje 4B. Inserción y reinserción ocupacional de los desempleados
  • Eje 4C. Refuerzo de la estabilidad en el empleo y adaptabilidad
  • Eje 4D. Integración en el mercado de trabajo de las personas con especiales dificultades
  • Eje 4E. Participación de las mujeres en el mercado de trabajo
  • Eje 5. Desarrollo local y urbano
  • Eje 6. Redes de Transporte y Energía
  • Eje 7. Agricultura y desarrollo rural
  • Eje 9. Asistencia técnica

El Programa supone un esfuerzo conjunto de las administraciones nacional, regional y local para alcanzar los objetivos señalados con el apoyo de recursos de tres fondos estructurales, Fondos Estructurales de Desarrollo Regional (FEDER), Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola (FEOGA) y Fondo Social Europeo (FSE)

CÓMO ACCEDER AL DOCUMENTO COMPLETO:

http://www.gobiernodecanarias.org/hacienda/fondoseuropeos/

http://www.gobcan.es/hacienda/indexPublica.html?pos=10.1

El Consejo participa de este programa mediante tres actuaciones que se enmarcan en el Eje 3. Medio Ambiente, entorno natural y recursos hídricos Programa Operativo Integrado de Canarias 2000-2006, cofinanciado con los Fondos Estructurales FEDER, FSE y FEOGA- Orientación y aprobado por Decisión de la Comisión Europea C(2001)228 de 22 de febrero de 2001.

Las actuaciones a realizar en materia de recursos hídricos se centran en el desarrollo de infraestructuras, tanto de abastecimiento a la población y actividades económicas como de saneamiento de aguas residuales.

Asimismo, se llevará a cabo un conjunto de actuaciones medioambientales diversas entre las que destacan la gestión de residuos urbanos, con la construcción de instalaciones adecuadas para su recogida selectiva y tratamiento; actuaciones en costas para la restauración de ecosistemas del litoral y recuperación de playas; la regeneración de suelos y espacios contaminados; la protección de enclaves naturales y rurales, mediante actuaciones de preservación del paisaje y de defensa del medio ambiente y la mejora del estado ecológico de los bosques.

La inversión prevista en este eje se sitúa en 479,738 millones de euros -el 17,0% del total- de los cuales, 311,632 millones constituyen ayudas del FEDER y 40,522 millones corresponden a ayudas del FEOGA-O.

Las medidas previstas para alcanzar los objetivos de este eje son:

  • Abastecimiento de agua a la población y a las actividades económicas (FEDER).
  • Mejora de la eficacia de las infraestructuras existentes y de la utilización del agua (FEDER).
  • Saneamiento y depuración de aguas residuales (FEDER).
  • Gestión integral de los residuos urbanos e industriales tratados (FEDER).
  • Acciones medioambientales en costas (FEDER).
  • Protección y regeneración del espacio natural (FEDER).
  • Regeneración de suelos y de espacios (FEDER).
  • Silvicultura (FEOGA-O).
  • Acciones medioambientales derivadas de la conservación del paisaje y la economía agraria (FEOGA-O).

Las actuaciones del Consejo son las siguientes:

  • Control permanente y monitorización de los sistemas de abastecimiento de Gran Canaria.
  • Definición y protección hidrológica del dominio público hidr´ulico de Gran Canaria
  • Suministro e instalación de equipamiento para el control y calidad de las aguas de Gran Canaria
Control permanente y monitorización de los sistemas de abastecimiento de Gran Canaria.
Tradicionalmente los municipios del noroeste de Gran Canaria han sido deficitarios en el recurso de agua potable, recurso con el que se atiende a una demanda creciente de un importante sector agrícola y a una población en aumento. Este aumento de la demanda que origina un aumento de la aportación y por tanto la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento.

La recuperación de fugas, entendida como la suma de pérdidas de agua a través de averías en la red y otros factores relativos a la gestión del sistema, es una fuente de abastecimiento claramente identificada. Los recursos hidráulicos recuperados por el aumento de la eficiencia mantienen las condiciones ambientales, minimizan los problemas de salinización y economizan consumos de energía.

Por otro lado, no sólo se deben considerar las exigencias de las normativas comunitarias o la óptima gestión económica del servicio, sino también los condicionantes medioambientales y la escasez de recursos, buscando soluciones solidarias con el medio ambiente y el resto de los usuarios de las aguas.

Todo lo anterior, unido al envejecimiento de la red, hacían necesario acometer de forma global y ordenada y con los medios más avanzados que la técnica actual nos permite, un plan de actuación tendente a mejorar el conocimiento de la situación y estado de la red y poder sanearla de fugas mediante la localización y reparación de las mismas, lo que mejorará sensiblemente la gestión del abastecimiento. Para conseguir los resultados enunciados, en distintos años anteriores se han realizado trabajos preliminares de los planes directores en las redes de agua potable de los municipios de Agaete, Arucas, Gáldar y Sta. Mª de Guía.

El objetivo de los trabajos es ampliar los trabajos realizados anteriormente de cartografía digitalizada y de localización de fugas, así como realizar la modelización matemática, sectorización y control permanente en los núcleos principales de cada municipio.
Definición y protección hidrológica del dominio público hidráulico de Gran Canaria
Sabido es que el relieve de la isla de Gran Canaria está fuertemente marcado y condicionado, al igual que el de casi todas las islas del archipiélago, por la existencia de grandes barrancos, profundos y de gran pendiente, que limitan el espacio o territorio dedicado a las actividades humanas más habituales.

En el caso de Gran Canaria, los principales barrancos dividen radialmente la isla, siendo además dicha división más que apreciable debido a la importante profundidad que alcanzan y a la longitud que describen, desde la cumbre central hasta la costa. A estos barrancos principales afluyen otros barrancos secundarios a lo largo de su traza, que a su vez se alimentan de los llamados barranquillos o barranqueras. De igual forma en la porción de terreno que se genera en las zonas medias o bajas de la isla (división radial) entre barrancos principales, aparecen otros barrancos secundarios que generan las llamadas intercuencuencas.

Las condiciones orográficas de la isla, con forma de cono, una cota máxima de 1949 m prácticamente en el centro de la misma y un radio medio aproximado de 23 Km , generan unas pendientes medias entre el 8%, alcanzándose en zonas valores muy superiores (norte, noroeste, ...). Dicha característica incide en la velocidad de las aguas de escorrentía y los caudales incorporados a las mismas por efecto de la precipitación.

Si bien el Dominio Público Hidráulico queda definido por la legislación vigente en materia de Aguas, la concreción de un cauce público en relación a las posibles afecciones o actuaciones sobre el mismo, se logra de forma efectiva únicamente con los datos de replanteo del deslinde y su materialización sobre el terreno con el amojonamiento.

La gran longitud total de los cauces constituyentes del Dominio Público Hidráulico en la isla de Gran Canaria, junto al resto de bienes que integran el mismo, y la incesante actividad humana en sus entornos, hacen preciso desarrollar proyectos encaminados a la definición de dichos bienes, su conservación, limpieza y mantenimiento, así como a la protección y corrección hidrológica cauces y cuencas vertientes. Estos proyectos deben observar una planificación estudiada y que obedece a la previsión de acciones (arrastres, inundaciones, obras y vertidos) sobre los distintos bienes constituyentes, grado de afección y dotación presupuestaria en cada ejercicio.

El presente proyecto pretende dar respuesta a la necesidad descrita anteriormente definiendo y valorando los estudios, obras y equipamientos necesarios para alcanzar una correcta definición y protección hidrológica del Dominio Público Hidráulico, con el prop&ocute;sito de garantizar las condiciones de desagüe, salubridad y estética del mismo y su entorno, adecuación de las cuencas vertientes y evitar en la medida de lo posible el riesgo de afecciones en zonas colindantes.
Suministro e instalación de equipamiento para el control y calidad de las aguas de Gran Canaria
La isla de Gran Canaria se caracteriza por tener una pluviometría media no muy elevada, más bien escasa, muy irregular y que en la mayoría de las ocasiones se registran, en pocas horas, precipitaciones con valores muy superiores al promedio anual. Dichas precipitaciones extraordinarias generan altos caudales de escorrentía que discurren por los cauces de los barrancos, situando a estos al límite de su capacidad de desagüe y con frecuencia llegan a causar graves inundaciones en las márgenes.

Dado el carácter torrencial de los episodios lluviosos, los cuales se traducen en un tiempo muy breve en caudales de escorrentía de importancia que inciden sobre zonas habitadas e infraestructuras, es del todo necesario establecer un control permanente sobre los mismos de forma que se puedan fijar acciones escalonadas adecuadas en relación a la precipitación registrada en cada momento. Dicho control debe permitir una actuación coordinada de las distintas administraciones implicadas, siendo por tanto indispensable que las mismas dispongan de los datos a evaluar en tiempo y formato adecuado.

Hasta hace pocos años, las estrategias utilizadas para mitigar los daños derivados de las inundaciones eran principalmente medidas estructurales, las cuales actuaban directamente sobre el comportamiento hidrológico o hidráulico de la avenida mediante la ejecución de obras de defensa y encauzamiento, trasvases, obras de drenaje, embalses o azudes para laminación, ... Estas soluciones estructurales generan una falsa sensación de seguridad en las poblaciones que se ubican cercanas a las zonas de riesgo.

Aún siendo preciso abordar medidas estructurales, se pretenden potenciar medidas no estructurales, de carácter preventivo que si bien no evitan el riesgo derivado de los episodios lluviosos de carácter torrencial, si pueden reducir notablemente los efectos negativos derivados de los mismas. Entre estas medidas no estructurales, es objeto de este proyecto, el sistema de vigilancia, control y alerta hidrológica, fundamentado en el registro continuo de la Pluviometría , control de la calidad de las aguas (determinación de parámetros hidráulicos) y el control de los caudales (niveles) de las aguas superficiales y subterráneas.

Una de las cuestiones pretendidas con el proyecto es poner a disposición de las distintas administraciones, los datos hidrológicos precisos para el desarrollo de sus competencias, debidamente tratados y en tiempos adecuados a las circunstancias que su estudio requiera.